Frida Kahlo, sus 15 mejores frases

"Jamás, en toda la vida, olvidaré tu presencia. Me acogiste destrozada y me devolviste entera, íntegra."

"Pies, para qué los quiero, si tengo alas para volar."

"A veces prefiero hablar con obreros y albañiles que con esa gente estúpida que se hace llamar culta."

"Quisiera darte todo lo que nunca hubieras tenido, y ni así sabrías la maravilla que es poder quererte."

"La belleza y la fealdad son un espejismo porque los demás terminan viendo nuestro interior."

"Te quiero más que a mi propia piel."

"Siempre que hablo contigo acabo muriéndome más, un poco más."

"Quise ahogar mis penas en licor, pero las condenadas aprendieron a nadar."

"Espero que la salida sea gozosa y espero nunca más volver."

"Sigo mal y seguiré peor, pero voy aprendiendo a estar sola y eso ya es una ventaja y un pequeño triunfo."

"Donde no puedas amar, no te demores."

"Te quiero… gracias, porque vives, porque ayer me dejaste tocar tu luz más íntima y porque dijiste con tu voz y tus ojos lo que yo esperaba toda mi vida."

"Escoge un amante que te mire como si quizás fueras magia."

"¿Se pueden inventar verbos? Quiero decirte uno: Yo te cielo, así mis alas se extienden enormes para amarte sin medida."

"Tú mereces lo mejor de lo mejor, porque tú eres una de esas personas que, en este mísero mundo, siguen siendo honestas consigo mismas y esa es la única cosa que realmente cuenta."

Las últimas mujeres con ‘pies de loto’

Con el proyecto Living History, la fotógrafa inglesa Jo Farrell ha sacado del olvido a las últimas mujeres chinas con “pies de loto”, una deformación estética en los pies que fue considerada sinónimo elegancia y sumisión en China durante diez siglos. Lo que comenzó casi por curiosidad, después de ocho años de trabajo se ha transformado en una labor con la que Jo Farrell está profundamente comprometida. Debido a que las sobrevivientes tienen entre 80 y 90 años, y en el último año han muerto tres de ellas, la fotógrafa ha emprendido una campaña para recibir donaciones que le permitan documentar la vida de estas mujeres y darles un lugar la historia.

Nadie en China se ha interesado por apoyarla económicamente, “porque habla de costumbres antiguas, y los chinos no quieren mirar hacia atrás”. Con todo, la fotógrafa y ahora documentalista sigue adelante con el compromiso de dar voz a un grupo de mujeres que jamás pensaron ser tomadas en cuenta.

Conoce más sobre este proyecto fotográfico.

Si eres una fanática del café, ahora lo amarás aún más, aquí unas ideas de cómo puedes usarlo sin beberlo.

 

10 cosas que no sabías de las cosquillas

  • No te puedes hacer cosquillas a tí mismo
  • Entre 10 y 15 minutos de risas queman 10 a 40 calorías extra por día.
  • Son las primeras vías de comunicación entre una madre y un bebé
  • Casi todos tenemos cosquillas en el mismo lugar: los laterales del torso (desde las axilas hasta la cintura), y las plantas de los pies.
  • Darwin decía que sentimos cosquillas en las zonas donde menos nos tocan. Pero otros científicos aseguran que son las zonas más vulnerables a un ataque, y por eso son más sensibles.
  • Hacer cosquillas es sinónimo de coqueteo.
  • A los hombres les gusta más que les hagan cosquillas que las mujeres.